Lisa Marie labró su camino en medio del legado de Elvis – Publimetro Perú

NASHVILLE, Tennessee, EE.UU. (AP) — Apodada la “princesa del rock”, Lisa Marie Presley se labró su propio lugar en la música como cantautora, lo que le permitió expresarse aparte, y en ocasiones junto a, su superestrella padre. .

Presley, quien murió el 12 de enero a los 54 años, cargaba con un peso enorme: ser la hija del rey del rock and roll, la cara del patrimonio de Elvis y combustible para los chismes de los tabloides que solían hablar sobre sus matrimonios. .

No cabía duda de que la música sería un punto central en su vida, que comenzó cuando era una niña cantando para su padre, el rey de la voz inconfundible.

“Él siempre ha sido una gran influencia para mí, toda mi vida, siempre. Es lo primero que escuché”, dijo a The Associated Press en 2012.

Como única heredera del patrimonio de Elvis, su vida temprana estuvo definida por la marca Elvis y su papel en la construcción de ese legado con su madre, Priscilla. Eso a menudo significaba que los fanáticos de Elvis proyectaban los sentimientos que tenían sobre su padre y su música en ella y Priscilla.

Charles Hughes, autor y director del Lynne & Henry Turley Memphis Center en Rhodes College en Memphis, señaló que Lisa Marie Presley enfrentó el sexismo y el racismo en los tabloides, y entre algunos fanáticos de Elvis, a lo largo de su vida, especialmente en los medios. sobre su relación con otro icono, Michael Jackson.

“Hay muy pocas personas en las que puedo pensar que tuvieron que hacer lo que ella hizo… ser la hija de los Presley (y al mismo tiempo) ser la ex esposa de Michael Jackson y ser madre y estar en el ojo público durante tanto tiempo y por complicado que fuera”, dijo Hughes.

Tenía 35 años y era madre cuando debutó con el álbum “To Whom It May Concern” en 2003. La música estaba en línea con el sonido rock-pop influenciado por Sheryl Crow, con su sensual contralto tocando sobre el sonido distorsionado de guitarras y letras crudas y oscuras con pistas sobre sus relaciones pasadas.

“La audacia de su música, la audacia de su carrera discográfica, la audacia de ella, fue su voluntad de decir su verdad”, dijo Joe Levy, editor gerente de Billboard. “Las canciones de esos dos primeros discos son más desafiantes, más atrevidas y más emocionantes por sus letras que por su música”.

El álbum fue bien recibido y se convirtió en oro a pesar de que no lo interpretó mucho en público, y alcanzó el puesto número 5 en la lista Billboard 200. Su primer sencillo, “Lights Out”, alcanzó el puesto 18 en la lista de música pop para adultos de Billboard. Ha vendido 836.000 álbumes a lo largo de su carrera y sus canciones se han reproducido 9,5 millones de veces en Estados Unidos, según la Fundación Luminate.

Hughes dijo que todavía reproduce el video musical de “Lights Out” para sus alumnos cuando enseña sobre Elvis.

“Es una mirada tan cautivadora y complicada al legado y su papel en él. No se trata de él. Quiero decir, sí, se trata de él, pero en realidad se trata de ella”, explicó Hughes.

Pero dar entrevistas de prensa en 2005 para promocionar su segundo álbum, “Now What”, significó ser objeto de un aluvión interminable de preguntas sobre Jackson y su tercer marido, Nicolas Cage, en lugar de la música.

El autor Steve Baltin, quien la entrevistó varias veces a lo largo de su carrera, dijo que dentro de los círculos musicales, Presley pudo ser ella misma y ser aceptada por su propio talento. Durante su carrera ha trabajado con Pink, T Bone Burnett, Linda Perry, Richard Hawley, Ed Harcourt y muchos más.

“Era muy respetada como música, y aunque todos los demás la veían como la hija de Elvis, la gente en el mundo de la música la amaba y apreciaba el hecho de que, en primer lugar, tenía talento y, en segundo lugar, la apoyaba mucho. la música”, agregó Baltin.

Su tercer álbum, “Storm & Grace”, salió a la luz en 2012, después de un período en el que Presley se mudó a Inglaterra para trabajar con compositores británicos en lo que resultó ser un disco muy estadounidense. Con más influencias de blues y una mayor presencia de instrumentos acústicos que sus discos anteriores, las canciones están llenas de melancolía y tristeza.

En la canción “Sticks and Stones” se dirige a los críticos, imitándolos con ironía, cantando: “Ella no es como su papá / oh, qué vergüenza / No tiene talento propio / es solo su nombre”.

Baltin dijo que en este punto de su carrera, Presley dejó de intentar evitar las comparaciones.

“Ese disco, en particular, fue la primera vez que realmente comenzó a aceptar quién era y a aceptar todas sus raíces y cómo eso la influyó”, dijo Baltin. “Así que creo que ese fue el disco en el que ella era más ella misma porque no estaba tratando de negar su pasado”.

El compositor y músico Clif Magness trabajó con Presley durante aproximadamente dos años para hacer el primer álbum, y señaló que Lisa Marie era excelente para escribir letras “oscuras e inusualmente atractivas”. Dijo que rara vez le hacía preguntas indiscretas sobre quién inspiró qué canciones, pero recordó cuando estaba escribiendo una canción sobre su padre llamada “Nadie lo notó”.

“Le tomó alrededor de seis meses llegar a un punto en el que pudiera ser honesta consigo misma y creativa con sus palabras y hablar sobre su padre”, dijo. “Así que eso fue realmente especial”.

Presley escribió la letra de “Lights Out” después de regresar de una visita a Graceland, dijo Magness, donde su padre y sus abuelos están enterrados en el patio trasero y donde también hay espacio adicional para otros miembros de la familia Presley. Años después, en 2020, allí también fue enterrado su hijo Benjamin Keough, de 27 años.

“Me di cuenta de que quedaba un espacio/junto a ellos allí en Memphis/en el maldito patio trasero”, canta.

Todos los caminos conducen a Memphis para los Presley, y allí también fue enterrada Lisa Marie, algo que ella predijo en su música hace décadas.

_____

Kristin M. Hall está en Twitter en: https://twitter.com/kmhall



Leer la nota Completa > Lisa Marie labró su camino en medio del legado de Elvis – Publimetro Perú

Dejá un comentario